Blog

Notarios en Twiiter, por @justitonotario

19 may. 2015
Twitter

Este post es fruto de una colaboración con @justitonotario, a quien seguramente todos conocéis de Twitter. Es el extracto de unas notas que realizó para dar a conocer las ventajas de estar en redes sociales a los compañeros notarios que todavía era reacios a ellas. Por su interés para todos, ha decidido compartirlas en el blog.

 

¿Cómo me metí en esto de Twitter?

 

El objeto de este post es escribir unas líneas sobre los Notarios y la Red Social Twitter, contar la experiencia de un grupo de compañeros y la mía propia y animar a otros compañeros Notarios a que se unan a los que ya estamos tuiteando. Del mismo modo, aprovecharé para trasladar algunos consejos que pueden facilitar la adaptación de nuevos compañeros al mundo tuitero.

Mi actividad en Twitter comenzó el día 21 de Septiembre de 2013, fecha en la que abrí mi cuenta @justitonotario y di forma a mi alter ego “Justito El Notario”. 

No soy, con absoluta seguridad, el más adecuado para hablar de Redes Sociales, ni de Twitter. Me imagino que la única autoridad de la que estoy investido se la debo a la circunstancia de ser uno de los Notarios más activos, que más interactúa, que más tuitea, que más retuitea, que más se mueve a fin de cuentas, en los últimos tiempos en Twitter. Pero “más” no es “mejor”.

 

Diferencias entre la cuenta del Notario y la de la Notaría.

 

He tenido también una cuenta para la Notaría con la finalidad de transmitir algunos consejos de tipo práctico a aquellos que tenían que pasarse por una Notaría (la mía u otra). Intentaba dirigirme a otras cuentas de la zona geográfica en la que ejerzo la profesión. La cuenta evolucionaba muy despacio (era seguida por pocas cuentas) y decidí cerrarla y centrarme en mi “Justito El Notario” que parece haber tenido más éxito.

No obstante, sí existen cuentas de Notarías exitosas y que, sin entrar en el aspecto publicitario, realizan, a mi modo de ver, una gran labor que nos beneficia a todos y que no perjudica a nadie. No cabe duda de que estas cuentas con su buen hacer, por el aspecto moderno y tecnológico que transmiten del Notario y de su Notaría, consiguen algunos clientes adicionales, pero no debemos verlas, y estoy completamente seguro de ello, con ningún recelo o como amenaza alguna (si no más bien como todo lo contrario). 

Las cuentas de Notarías en Twitter creadas con el único fin publicitario y de captación de clientes constituyen para mí un rotundo fracaso cuyas causas debería analizar un especialista en Redes Sociales

 

Elegir el nombre de la cuenta, una decisión clave.

 

Una de las primeras decisiones importantes al llegar a twitter es elegir el nombre de la cuenta. Os he dicho que la mía es @justitonotario. Tendréis que dar con el nombre de la cuenta que os guste y que no esté siendo utilizado por otra persona puesto que no puede haber dos cuentas con el mismo nombre (algo así como las denominaciones sociales). Como el nombre de la cuenta no se puede modificar hay que pensarlo bien. 

Mi cuenta debería haberse llamado simplemente @justito, pero ya existía una cuenta con este nombre y me “salió” lo de @justitonotario. Este “cambio de denominación” ha influido decisivamente en mi devenir tuitero. Si hubiera sido simplemente @justito estoy seguro de que todo habría sido distinto. 

Al pasar de “Justito” a “Justito El Notario”, me fueron apareciendo, y yo a ellas, otras cuentas de Notarios y cuentas jurídicas en general (amén de las gastronómicas y viajeras) muy interesantes, cambiando radicalmente mi planteamiento inicial. 

 

Otras cuestiones a tener en cuenta.

 

Todos los demás datos del proceso de creación o apertura de la cuenta son modificables y por tanto tienen una importancia secundaria puesto que los podréis cambiar más adelante y en todas las ocasiones que queráis. Entre ese resto de datos se encuentra una biografía (con un máximo de caracteres) en la que la idea es que os identifiquéis como Notarios y que indiquéis cuales son vuestros intereses. 

Por último, buscaros una imagen (unas fotos para el perfil y el fondo) que transmitan algo de lo que va a ser la cuenta (un logotipo propio o del Notariado, algo relacionado con la actividad notarial, una foto seria o más desenfadada, todo menos el “huevo” y el telón monocolor que, por defecto aparecen, si no se ponen unas imágenes).

 

¿Sobre qué tuitea un Notario?

 

Escribo de gastronomía, de vino y de viajes, pero también tengo una sección jurisprudencial (vinculada al grupo de jurisprudencia de la sección de Práctica Notarial del Sic), una sección estadística (donde discretamente comento la marcha de mi Notaría) y una sección que llamo “Red Notarial Latina Mundial”. Como se puede ver, en Twitter se puede sobredimensionar y exagerar todo lo que se quiera.

Por ejemplo, la sección estadística es un divertimento de los viernes. Comento (con prudencia) la marcha de mi Notaría (que pocos saben cual es) y ello da lugar a bastantes “tuits” (mensajes) entre los compañeros y entre otras cuentas del mundillo jurídico, principalmente. Mucha gente, sobre todo del ámbito jurídico, es consciente del buen termómetro que constituyen las Notarías a la hora de medir la temperatura de la situación económica y por ello valoran esta clase de comentarios que, en mi opinión, nos aproximan a la calle y a la realidad social. Esta aproximación es muy importante y en muchas ocasiones dificultosa.

 

La comunicación sobre la profesión notarial a título particular.

 

A nadie se le escapa la visión negativa del Notario que tiene una parte (yo diría que pequeña) de la sociedad actual. Esta parte de la sociedad también está presente en Twitter. Yo me mostré inicialmente combativo con cuentas “anti-notarios” e intenté explicar ciertas cosas (como la problemática de las cláusulas abusivas). Hoy tengo claro que con los irreductibles no hay nada que hacer (¿o si?). Tenemos que luchar para atraer y mantener de nuestro lado al resto de la sociedad. Esa es nuestra causa. Apelo al Notario explicativo y comunicador que todos llevamos dentro y podemos ser. 

Me consta que a los Notarios tuiteros les contactan otros juristas que entienden mejor nuestra profesión gracias a lo que se hace en las Redes Sociales, que en muchos medios digitales nos contactan también para dar opiniones notariales (sin ir más lejos por lo de la famosa acta de manifestaciones sobre la propiedad del Sol o por la de protocolización sobre los dueños del tiempo o sobre los controvertidos "testamentos digitales") y que abogados bancarios o de consumo entienden ahora mucho mejor qué hacíamos en las escrituras con cláusulas abusivas. 

En definitiva, todos nosotros con nuestro granito de arena, podemos contribuir a mejorar la imagen del Notariado. ¡Hasta le han preguntado a alguno de nosotros si formábamos parte de alguna campaña institucional para mejorar esa imagen¡

Pero, ¿es que hay algo que temer en Twitter? Aunque resulte difícil de creer la educación, la cortesía y el “buen rollo” en general prevalecen en Twitter. Creo que la labor en Twitter de una cuenta notarial es la de fomentar y difundir la buena imagen del Notario y del Notariado. Entre los juristas asiduos hay abogados, magistrados, economistas, profesores, asesores fiscales, procuradores o administradores de fincas, de los que aprendemos (y ellos de nosotros) .

 

¿Cuántos Notarios hay en Twitter?

 

En principio hay unas 240 cuentas pero, de estas, unas 110 corresponden a compañeros que no se identifican como tales, aunque muchos sepamos que lo son. Tengo “controladas” las otras 130 cuentas notariales

Aprovecho para animar a esos compañeros a que “salgan del armario notarial tuitero”, aunque sea con seudónimos como en mi caso. Yo estoy identificado como Notario y tengo una fotografía mía en mi “avatar”, pero no digo mi nombre, ni mi lugar de residencia.

Os animo a que os identifiquéis como Notarios en vuestras cuentas, puesto que este es el propósito de estas notas: dar a conocer lo que esas 130 cuentas están haciendo y animar a que os unáis muchos más con el fin de contribuir a la divulgación de la buena imagen del Notario, del Notariado, del sistema de seguridad jurídica preventiva y a la formación y extensión del Notario 3.0

Os adjunto ahora un par de enlaces que han sido de gran utilidad a la hora de reunir información y elaborar estas notas. Se trata de los enlaces a la página de Klout España y a la página del ranking del Twitter español de Notarios y Registradores. En Klout, los Notarios estamos en una “lista” y en una “etiqueta”. 

Intento hacer ahora una clasificación de esas 130 cuentas. Parecen bastantes en principio, pero unas 40 son cuentas con muy poca actividad o inactivas. Quedamos 90 para mantener alto el pabellón del Notariado y eso que se calcula que puede haber 4,5 millones de cuentas Twitter en España. 

Entre esas 90, tenemos: Sobre 40 de Notarios, sobre 10 de Notarías, sobre 10 de Notarios de la última promoción, sobre 10 de Notarios en Red, un par de Notarios excedentes y algunos jubilados, las cuentas de Oficina Notarial, Feapen, Notarios 3.0, Colegio Cataluña, Colegio Castilla La Mancha, las dos cuentas de Notarios y Registradores, El Notario del Siglo XXI, la de Transparencia Notarial y la cuenta del Consejo General del Notariado, mi cuenta y la de Notario Enfurecido.

Solo en torno a unas 50 son realmente activas y entre ellas hay de todo un poco en cuanto a objetos, planteamientos y contenidos, pero todas o casi todas contribuyen, como las otras 130, a generar una imagen del Notario y del Notariado, más actual, integrado en la sociedad, preocupado por ésta, humano, moderno, tecnológico, cercano y consciente de sus errores, de sus limitaciones y de su potencial de futuro, al servicio de estos tiempos. Un Notario, un Notariado 3.0 en todos los sentidos.

Especial mención merecen los Notarios de la nueva promoción que proporcionalmente representan un porcentaje muy superior al del resto de los Notarios en activo. Son el futuro. También los opositores a Notarías están presentes en Twitter. Ellos también son el futuro y tienen un potencial enorme a la hora de difundir la labor de los Notarios y del Notariado, aunque alguno se nos pueda rebotar y convertirse en acérrimo enemigo. A estos, que los hay, se les ignora o se les combate. La posición combativa también existe en nuestras filas.

Termino animándoos de nuevo a que valoréis la idea de abriros cuenta en Twitter, a que “salgáis del armario tuitero notarial” si ya la tenéis y a dar guerra en general. Vamos a ver si vamos ganando gente para nuestra causa del Notario en Red, del Notario tuitero, del Notario 3.0. Los vientos que se mueven en Europa (y aquí, por desgracia) aconsejan hacerlo lo antes posible. 

 

Y es que esto es más importante de lo que puede parecer.

 

No me resisto, y con ello acabo, a parafrasear a JFK con aquello de… “No os preguntéis lo que el Notariado puede hacer por vosotros, preguntaros lo que vosotros podéis hacer por el Notariado”. Por ejemplo, habréis oído hablar de la Brigada Tuitera y de la influencia que ha podido tener en el tema de “la derogación” de las tasas judiciales. Creo que ha llegado el momento de hacer algo más. El despacho ya no es suficiente para desempeñar nuestra labor. Los tiempos han cambiado y hay mucho por hacer.

Y todo lo dicho sea dicho, y así mento a mi madre a quien le gustará que lo haga, sobre la base de las palabras que mi madre siempre me dice: “Pero que nombre tan tonto te has puesto, hijo mío”.