Blog

Práctica notarial en la nueva declaración de herederos abintestato

03 ago. 2015
JLN - DH

Una de las materias más importantes en la nueva Ley de la Jurisdicción Voluntaria es la competencia notarial para ampliación del objeto la tramitación de las acta de declaración de herederos abintestato, pues ahora ya es posible hacer notarialmente dicho acta respecto de colaterales, como ya traté resumidamente en este post. Dada la problemática notarial que presenta, cuento con la ayuda de mi compañero y amigo José Luis Navarro Comín, Notario de Enguera, para abordar más concretamente problemas sobre la actuación notarial en materia de acta de declaración de herederos abintestato. Os dejo con sus comentarios sobre ello:

 

 

Por fin, la Ley de la Jurisdicción Voluntaria, ese viejo proyecto que inició el breve Ministro Michavila, a punto de aplicarse en la realidad de nuestros despachos. 

 

La Ley contiene muchas normas que sí van a facilitar el ejercicio de sus derechos de los ciudadanos ante los órganos correspondientes, abaratando tiempo, costes, y facilitando esa realización de sus derechos, muchos de ellos de carácter voluntario como la medida estrella de poder casarse ante notario. A gusto del interesado puede seguir casándose en el Juzgado, en el Ayuntamiento o ante Notario. ¡E incluso en la Iglesia! No es obligatorio ir al notario a casarse. Ya se verá qué grado de aceptación tiene la medida y si te conviene o no esperar más o menos tiempo o pagar o no pagar más o menos dinero. 

 

Me parecen interesantes las normas sobre subastas, conciliación, monitorios, ofrecimientos de pago y consignación y creo que van a ser muy utilizados. Además el Gobierno en tres meses aprobara los aranceles a aplicar a estas operaciones que ya os aseguro, serán muy “sociales".

 

Pero también hay otras normas que reservan exclusivamente al Notario, y ya no al Juez, actuaciones que antes eran compartidas, como la repudiación de la herencia, la aceptación a beneficio de inventario, o la petición a un heredero si acepta o renuncia una herencia, o el nombramiento de contador partidor dativo. 

 

Otras actuaciones son la presentación, adveración y protocolizacion de testamentos ológrafos, cerrados y otorgados en forma oral; y nada más y nada menos que una aspiración del Notariado de tiempo lejano: la declaración de herederos abintestato de no solo descendientes, ascendientes, y cónyuge, si no de personas unidas con el causante por análoga relajación de afectividad a la conyugal, y la de los colaterales. Hasta ahora los Notarios tramitábamos solo las primeras, de descendientes, ascendientes y cónyuge, debiendo de realizarse judicialmente las restantes. 

 

 

La necesaria competencia notarial para las declaraciones de herederos colaterales.

 

 

Nunca entendimos si realizando las primeras y declarando herederos sin fallos, no se permitiera realizar las de los colaterales con los medios a nuestro auxilio que fueran necesarios para llegar a una conclusión sobre quiénes son los herederos abintestato de una persona, sean parientes cercanos o colaterales. 

 

Sin manejar datos exactos parece que se llevan a cabo en España más de 60.000 expedientes judiciales de este tipo, con un costo aproximado de Abogado y Procurador (a partir de ahora ya no obligatorios pero si quizá el primero conveniente para facilitar el asunto) de 3.000 euros y un tiempo de unos ocho meses donde hay Juzgado específico para el tema o de año y medio donde al Juzgado igual le toca una falta por insulto, uno de estos expedientes o una reclamación de servidumbre de luces. 

 

Por tanto uno de los aciertos de esta Ley de Jurisdicción Voluntaria es la modificación de los artículos 55 y siguientes de la Ley del Notariado de 1862. Como Ley, derogará las normas del Reglamento Notarial e Hipotecario que ahora regulaban las Actas de Declaración de Herederos, en lo incompatible pero el párrafo segundo del artículo 55 dice que el acta se tramitará con arreglo a la nueva Ley y a la normativa notarial, existente, o futura; por lo que trataremos de centrarnos en las novedades que a partir de su entrada en vigor haya que tener en cuenta, sin olvidar la regulación anterior no incompatible ni la que pueda desarrollarse en un futuro.  Pues bien, el artículo 55 permitirá a partir de su entrada en vigor: 

 

 

¿Quién puede acudir al Notario para instar la Declaración de Herederos Abintestato de una persona fallecida? 

 

 

Cualquiera que se crea con derecho a heredarle sea descendiente, ascendiente, o cónyuge, como hasta ahora. Además cualquier persona unida por análoga relación de afectividad a la conyugal del fallecido que se crea con el mismo derecho. Novedad, en el derecho común no existe el caso, que si se da en algunos derechos forales que incluso favorecen más a la unión homosexual que heterosexual. Habrá que estar a la legislación oportuna para ver sus exigencias y los derechos que les corresponden. 

 

Además también podrá instar el acta el que se crea con derecho a suceder a un fallecido abintestato y sea pariente colateral. Recordar aquí la regulación de los llamados a suceder abintestato, hermanos y sobrinos, preferentemente; por cabezas o estirpes, según concurran a la sucesión ( si todos son sobrinos, si no hay un hermano vivo, heredan los sobrinos por cabezas, teniendo en cuenta además que no se da el derecho de representación en la línea colateral más que a favor de hijos de hermanos, no hijos de estos ni de tíos ( y creo que todos hemos visto autos judiciales de estos) y por último, los tíos si no hay hermanos ni hijos de hermanos, y en su defecto los colaterales hasta el cuarto grado, primos hermanos, sobrinos nietos y tíos abuelos más allá del cual no admitiremos ningún requerimiento, pues no les corresponderá heredar. 

 

Además todas las personas que insten el acta, dice el párrafo segundo que deberán tener interés legítimo a juicio del Notario, juicio que debería constar y que implica que sean alguno de los anteriores, pues no puede iniciar el requerimiento otra persona que no tenga derecho a heredar abintestato, fuera de los habituales casos de apoderados que admitiría siendo exigente en cuanto a que comprenda esta facultad ya que va a hacer una serie de manifestaciones bastante personales, si bien podría iniciar el Acta un apoderado suficiente y como diligencia posterior el poderdante realizar esas manifestaciones personales. 

 

 

¿Quien es el Notario competente para tramitar el Acta? 

 

 

Antes era el del lugar correspondiente al ultimo domicilio del causante y se establecían unas reglas de competencia para que el notario pudiera juzgar y aseverar su competencia. Pero siempre el del último domicilio, que se acreditaba preferentemente por el DNI del causante, en su defecto, el que conste el Certificado de defunción y si no, con otras pruebas como el empadronamiento. 

 

Hoy aquí la ampliación de competencia, siguiendo el criterio de las actas de inmatriculación de fincas no inscritas, pero un poco mas limitadas, pues en estas es cualquier notario; es gigantesco. De modo que ya no se puede decir que es uno de los casos en que los notarios tienen competencia por razón del territorio (y creo que quedara poco mas que las actas de presencia en siguientes legislaciones). 

 

Tramitará el acta, cualquiera de los previstos en el artículo 55. Y lo elegirá el solicitante. Hasta ahora una Consulta al Archivo del Colegio nos indicaba si algún otro interesado había instado ese Acta ante otro notario y yo no he visto más caso que el de algún antecesor de mi Notaria y que se había olvidado que ya se había tramitado el Acta. Pero en todo caso si se había iniciado ante otro a Notario se paralizaba el Acta.

 

Si ahora el competente ya no es solo el notario del último domicilio del causante, si no todos los que dice el artículo creo que habrá que ampliar la consulta a nivel estatal ante el riesgo de duplicar o triplicar actas pues ahora puede haber muchos más interesados (colaterales) y muchos notarios e incluso Colegios donde se realicen. Y que al menos manifieste el compareciente que no conoce que se haya instado un Acta para la Declaración de herederos del mismo causante.

 

Los notarios que tramitarán serán los requeridos en cualquiera de los lugares competentes para actuar en: 

 

-El último domicilio del causante o su última residencia habitual. Podemos entender que son la misma cosa, o podemos entender que no. Muchos estamos empadronados en un domicilio a efectos profesionales, fiscales. Me inclino por entender en principio que serán la misma cosa o que en todo caso no será difícil su determinación. Parece que habrá de acreditarse esta circunstancia pero ya no se establece un orden preferente para ello, y por tanto podremos pedir los documentos que lo justifiquen como el DNI, certificado de fallecimiento donde conste, certificados de empadronamiento, certificados de domicilios de funcionarios por razón de su cargo, recibos de luz, gas a nombre del causante en una casa y/ o escritura de la misma, declaración de renta, de patrimonio, donde se identifique, testigos, etc, hasta llegar a nuestro convencimiento

 

-El del lugar donde estuviere la mayor parte de patrimonio. De nuevo justificar este requisito, difícil. Declaraciones de renta, de patrimonio, datos catastrales, de Registros... Hasta llegar a nuestro convencimiento 

 

-El del lugar en que hubiera fallecido. Este parece más sencillo de acreditar con el Certificado de defunción del Registro Civil. 

 

-Por tanto será competente cualquier Notario para actuar en el Distrito de los lugares respectivos. Incluso aunque en dicho lugar haya Notario. Si no se interpreta así la Ley podría llegarse al absurdo de entender que es competente cualquier Notario del Distrito Colindante y no uno del propio Distrito, por el mero hecho de que en el lugar exista o no Notaria. 

 

-Y también cualquier Notario de un distrito colindante con los anteriores, esto es de cualquiera de los anteriores. Un vecino de Valencia, fallece en Gandia, o tiene su mayor parte de bienes en Madrid, pues no solo los notarios competentes para actuar allí, sea Madrid o barrio de Madrid, o al lado, o en Oliva podrán tramitar el acta, si no cualquiera de los competentes para actuar en sus Distritos Colindantes, sea el colindante a Madrid o Gandia aunque sean de provincia o de Comunidad Autónoma y Colegio distinto
 

-Y por ultimo y por si acaso, como cierre, en defecto de todos los anteriores, el del lugar del domicilio del requirente.

Si el causante hubiese fallecido viviendo en el extranjero antes era competente el del último domicilio en España. Ahora parece imposible no encontrar alguno de los anteriores competente aunque sea el de cierre. En este supuesto de cierre no se admite otro Notario del Distrito colindante, siendo la redacción como antes de la reforma, refiriéndose a un lugar y a un Notario concreto como competente: el del lugar del domicilio del requirente. Por tanto si en es lugar hay Notario, pienso que será él el Notario competente y no cualquiera del Distrito.


¿Cómo se tramita el Acta por el notario competente?


 

 

El requirente designará e identificara a los interesados que el considere llamados a la herencia. Se plantea qué grado de identificación será necesario. No parece que se deba identificar su régimen legal o su DNI por ejemplo, si no los datos que nos sirvan como hasta ahora para determinar quiénes serán los herederos y sus derechos. Pienso que deberíamos seguir pidiendo los mismo que hasta ahora, circunstancias familiares y nombres y apellidos, más los que señala la ley como el domicilio que luego nos servirá para publicar edictos dependiendo de si se sabe o no en un lugar u otro. 

 

También acreditara identidad y domicilio del causante (DNI, medios supletorios, empadronamiento, etc), y los documentos acreditativos del parentesco de los posibles herederos con el fallecido. Libro de Familia, Certificado de matrimonio, de nacimiento, de defunción de posibles herederos y de nacimiento de posibles representantes de estos en la sucesión. Claro, ahora el Libro de Familia en muchos casos evitaba mas búsquedas, si no existía se traían esos Certificados. Ahora los Libros de Familia serán de tíos, abuelos, casos más difíciles de encontrar, pero que si existen nos sacarían de muchas dudas. Y es que si no, siempre podrían no traer Certificado de un hijo sabiendo que existía. Únicamente ahora al abrirse a los colaterales este Acta habrá que extremar las precauciones.

 

Y además Certificado de Últimas Voluntades donde conste que no otorgó testamento el causante o bien documentos inubitados o sentencias que a pesar de haber testamento permitan abrir la intestada. 

 

Por ultimo como siempre, Certificado de defunción del causante del Registro Civil, ya que aunque el artículo dice información del Registro Civil hoy por hoy solo existe esta, aunque se pretendiera o pretendiese en un futuro otro tipo de "información del Registro Civil", quizá cuando tengamos acceso on line a dicho Registro....


Declaraciones del requirente.

 

 

El requirente aseverara como hasta ahora los hechos positivos y negativos para realizar el acta. 

 

Igualmente ofrecerá testigos (mínimo 2), sobre la veracidad de los hechos expuestos por el de ciencia propia o notoriedad y en especial sobre no haber hecho testamento el causante y quienes son los herederos. Manteniendo la norma lógica de que puedan ser familiares sin interés directo en la sucesión que puede ser conveniente ahora en el caso de colaterales. 

Si algún interesado es menor o discapacitado (o como dice la ley persona con capacidad modificada judicialmente) y además no tuviera representante legal, lo comunicará el Notario al Fiscal para nombrarle defensor judicial. Es decir que si tiene padre o madre el menor o tutor el otro caso, nada. Y el nombramiento de defensor judicial parece que no puede referirse al que intervenga en caso de intereses contrapuestos con el representante legal, pues precisamente no ha de tener ni estamos aun en la partición de herencia. Parece que es una llamada al Notario para que si conoce algún caso de indefensión lo comunique al Fiscal para que proceda a su cuidado. Pero que no impide seguir el Acta en ningún caso. 

 

 

Actuaciones del Notario.

 

 

1.Comunicar al Colegio la apertura del Acta (ya dijimos que sería preferible extender esta comunicación a todo el Estado, vía consulta o Registro de últimas voluntades) 

 

2.Procurar la audiencia de cualquier interesado. ¿Cómo? Practicando las pruebas propuestas y las que estime necesarias para acreditar la identidad, domicilio, nacionalidad, vecindad civil, o ley extranjera aplicable. Las del causante aunque la colocación de la palabra "su" del legislador no lo diga claramente. También podría referirse a la de los interesados ya que es para procurar su audiencia si bien entonces las referencias a la nacionalidad o sobre todo la ley extranjera aplicable carecen de sentido. 

Si ignora la identidad o domicilio de algún interesado (por eso dijimos que es necesario que requirente justifique al máximo el domicilio de los posibles herederos y los datos de identidad que cada uno estime necesarios para al final determinar los herederos y sus derechos) puede pedir por oficio el auxilio de cualquiera que pueda conocerlos, como por ejemplo Registros Civiles, Cónsules, Ayuntamientos, Policías y Cuerpos de Seguridad, lógicamente en lo que pueda ayudarnos a conocer a los herederos y nos pueda ser facilitados esos datos.... Y si no anuncio en el BOE que es obligatorio pues el artículo dice deberá y luego podrá publicar anuncios en otros medios como periódicos o por que no, pienso yo, páginas web, redes sociales, las que provean colegios y CGN.

 

Además deberá publicar en los Ayuntamientos del último domicilio del causante, si es distinto lugar de fallecimiento o donde radiquen la mayor parte de los bienes. 

Entiendo obligatorio el BOE y los de los Ayuntamientos de último domicilio y lugar de muerte si es distinto y potestativos otros medios webs y periódicos y el del Ayuntamiento del lugar donde haya mas bienes si publica en los demás antes dichos. Todos los demás artículos de la Ley que tratan temas parecidos hablan de anuncio en los tres Ayuntamientos al utilizar la palabra Y, mientras que en este artículo se usa la palabra O. Si bien parece que habrá más interesados quizá en el lugar donde una persona tenga la mayor parte de sus bienes que en el lugar de fallecimiento si es distinto al del último domicilio ( por ejemplo una persona que fallece de viaje en Pontevedra pero su domicilio era Valencia capital y la mayor parte de sus bienes sea Gandia porque allí tiene los heredados e incluso su casa no habitual estando solo alquilado en Valencia; es más lógico que haya más interesados en Gandia que en Valencia o Pontevedra... Por lo que tampoco ocurre nada por publicar el anuncio en los tres Ayuntamientos, los dos primeros por obligación legal y el tercero por interpretación de la misma)
 
 

Cualquier interesado tiene un mes desde el día de publicación en el BOE o periódico o web o desde la última exposición del anuncio. No dice la ley en cambio el tiempo en que habrán de estar expuestos los anuncios. En los demás artículos de la Ley sobre anuncios sí dice expresamente un mes. Por tanto el plazo del mes para que los interesados puedan comparecer en la Notaría no tiene un día inicial claro. 

 

Parece que la solución es entender que será el de un mes desde lo último que tuvo lugar: o la publicación en el BOE o la exposición en el último Ayuntamiento donde se haya se haya expuesto según los criterios vistos. 

 

Y para ello hay que entender que la exposición del anuncio tiene como fecha el momento en que se coloca en el Tablón de anuncios del Ayuntamiento y no que la exposición dura lo que este en él colocado. Puesto que en este caso la fecha de la última exposición seria la del que el funcionario lo retire del Tablón. Y desde entonces contar el plazo del mes para el interesado. Resumiendo: si el anuncio se publica en el BOE el 3 de julio y se coloca en el Tablón de anuncios de un Ayuntamiento el 6 de julio y de otro el 8 de julio, los interesados podrán comparecer en Notaria hasta el 8 de agosto. Y la indicación al Ayuntamiento habrá de ser que el anuncio esté expuesto un mes, solicitando del funcionario correspondiente la indicación de los plazos de exposición (la primera vez que se coloca) y de que ha estado expuesto un mes.
 
 

Actuaciones posibles.

 

Los que vengan en plazo podrán acreditar ante el notario cualquier hecho relativo a la sucesión como que hay mas herederos o no son correctos los datos de los que aparecen o creen que han muerto y no saben si tienen hijos o no, etc 

 

Pero pasados 20 días hábiles desde el requerimiento inicial si digamos todo estaba claro o desde el plazo del mes desde lo último que ocurra (publicación en el BOE o colocación en el Tablón de anuncios del Ayuntamiento respectivo) el notario cerrará el acta a su juicio como siempre ha sido, es de notoriedad. Y protocolizará esta acta. 

 

Por tanto conforme al Reglamento Notarial se abrirá un acta que recogerá el requerimiento inicial y después se cerrara otra acta con todas las pruebas practicadas y se cerrará con esa declaración de Herederos. Es decir dos números de Protocolo. O bien un acta que recoja el requerimiento y pruebas practicadas y un acta que recoja solo la declaración de herederos por Notoriedad. Dos números igualmente. 

 

Personalmente las realizo del primer modo y así he redactado los modelos pero entiendo que mientras haya dos actas no hay problema en la forma de realizarlas. 

 

El notario cerrará el acta haciendo constar su juicio de conjunto sobre la notoriedad de los hechos y presunciones de herederos y si estima que lo son, los determinará expresando sus circunstancias de identidad (vuelvo a pensar que las que cada uno estima hasta ahora con mas precaución) y sus derechos conforme al Código Civil . 

 

Si cree determinados todos los herederos pretendidos así lo hará. Si nos traen todos los datos o se consiguen durante el expediente perfecto y si alguno no ha venido pero llegamos a considerar notorio que es heredero lo nombraremos como tal aunque no sepamos su domicilio por ejemplo. Lo salva la reserva obligatoria de hacer velar ante el Juzgado de los que pretendiendo ser herederos el notario no crea y de los que después de las pesquisas no pudieren ser localizados. 

 

Y siempre pueden acudir a los Tribunales y utilizar una vez nombrados herederos los presentes los medios que la propia ley prevé para hacer la partición como el 1005 o el nombramiento de contador partidor dativo que desbloquee la herencia de esa persona fallecida. 

 

 

Cierre sin que al Notario le conste heredero

 

 

Porque no le conste a su juicio, o si nadie se presentó desde la citación a los interesados o si alguno que vino o incluso el requirente al final no es.... Pues número nuevo de Acta y Copia del acta a la Delegación de Economía y Hacienda para que el Estado o las CCAA incluso Aragón para realizar la declaración para los fallecidos en el hospital de nuestra señora de Gracia.... se declaren herederos pero nosotros siempre remitimos al Estado.

 

José Luis Navarro Comín, Notario de Enguera