Blog

EUFides: Los Notarios y el espacio común de Justicia europeo

26 ene. 2016
EUFides

Es algo obvio que cada vez más las fronteras en general, y en Europa en particular, se diluyen. Solo en Europa, estamos hablando de unas cifras que llaman extraordinariamente la atención: según informó la Comisión Europea, actualmente hay 16 millones de parejas internacionales en el ámbito de la Unión Europea, que necesitan, por ejemplo, que la seguridad jurídica al adquirir un inmueble tampoco entienda de fronteras. 

 

Y es que 16 millones de parejas, son muchas parejas. Pero también debemos computar entre los necesitados de seguridad jurídica preventiva transnacional a las personas que residen fuera de país de origen y que tienen inversiones, fundamentalmente inmobiliarias, en varios estados. Y eso aumenta considerablemente la cifra.

 

 

Los Notarios y el espacio común de Justicia europeo

 

 

Por eso, los Notarios de Europa, por medio del Consejo de los Notariados de la Unión Europea  (CNUE) han puesto en marcha una interesante propuesta con el horizonte de 2020, en la que se se pretende abordar y dar soluciones a los problemas jurídicos más frecuentes que la integración europea pueda generar.

 

Todo ello se circunscribe dentro de la aspiración de configurar un espacio común de Justicia europeo, en el que el Notariado tiene mucho que decir, como bien confirman Jean Tarrade, Presidente del CNUE, y Vera Jourova, Comisaria europea para la Justicia, en este video. Además, es destacable que actualmente el Vicepresidente del CNUE es el Presidente del Consejo General del Notariado, José Manuel García Collantes, lo que deja claro la implicación española en materia de derecho internacional aplicado al Notariado.

 

 

¿Qué es el proyecto EUFides?

 

 

De esas iniciativas, que iré desgranando en sucesivos posts, voy a centrarme hoy en una en especial: el proyecto EUFides. Nace este proyecto con la idea de facilitar las transacciones inmobiliarias europeas por medio de la cooperación internotarial. 

 

Dicho de otro modo, que exista una eficaz, rápida y segura conexión entre los distintos Notariados de la Unión Europea para que sea más barato y sencillo para los ciudadanos adquirir inmuebles en un país miembro de la Unión. Todo, por supuesto, de manera telemática y segura.

 

El proyecto parte de una idea clara: facilitar que los Notarios estén conectados entre sí para poder colaborar en un único expediente, en que los Notarios involucrados se remitirán y solicitarán de manera íntegramente electrónica todos los documentos o datos que necesiten. 

 

 

Las posibilidades del proyecto EUFIdes

 

 

Como se intuye, las posibilidades son enormes. Por ejemplo que un Notario español colabore con uno o más Notarios extranjeros para solucionar la herencia de un ciudadano alemán que reside en la costa española y que tiene inmuebles en España, Alemania e Italia, sin que tenga nada más que acudir a la Notaría más cercana. O la compra de una vivienda por una pareja belga de un inmueble en España sin que estos no tengan otra preocupación que acudir a una Notaría en su país y autorizar al Notario español para que realice todos los actos necesarios para la adquisición.

 

Como es conocido, esta situación en España es especialmente frecuente, sobretodo en las zonas con mayor afluencia turística de extranjeros, ya que es notorio que existe un mercado inmobiliario que recibe ciudadanos extranjeros que desean adquirir una vivienda aquí. Y una vez aquí, al fallecer, sus herencias suelen tener bienes en sus respectivos países de origen.

 

Quizás a la inversa el sistema no tenga una penetración excesiva en España, pues existe una gran asimetría, fácilmente cuantificable, entre los extranjeros que invierten en España, fundamentalmente por razones turísticas o de jubilación, y los españoles que invierten en el extranjero. Pero eso no obsta a que los Notarios españoles debamos conocer, aplicar y tratar de extender el sistema. Es más, debemos estar especialmente preparados para que nos lleguen expedientes de Notarios extranjeros cuyo objeto sean inmuebles en España.

 

 

La confianza, la comodidad y la seguridad jurídica como principios

 

 

Por supuesto, no estamos hablando de la posibilidad de que el proceso se realice con varios desplazamientos al país en que se sitúa el inmueble, ni de que apodere a un tercero para la compra. Eso ya se hace, con razonablemente buen resultado. El proyecto es bastante más ambicioso, ya que estamos hablando de que, por ejemplo, la pareja belga, en su país de origen contacte con un Notario de su confianza, que les asesore personalmente y en su idioma, lo que les generará una sensación de proximidad y de confianza muy elevada. 

 

Como vemos, hablamos no solamente de dar mayor seguridad jurídica a la transacción, sino también mayor confianza, tranquilidad y comprensión jurídica al comprador internacional. Además, para el comprador es sencillo y claro, pues establece un punto de contacto único y constante con un Notario de su país (Notario de proximidad), que es quien se encargará de encauzar el proceso con el Notario español.

 

 

¿Y cómo funciona EUFides?

 

 

En el ejemplo que vemos, el Notario belga estará asistido en todo momento por un Notario español por medio de un contacto electrónico, fiable, directo y seguro con él, utilizando la plataforma EUFides. Para ello, en el portal de acceso, tras identificarse debidamente, elegirá un Notario del país en que radique el inmueble, España en este caso. El sistema permite además que el Notario belga seleccione el Notario por criterios concretos, como por ejemplo el idioma, ya que cada Notario que se da de alta en el sistema debe indicar en qué idiomas puede comunicarse. En este caso, es probable que el Notario belga busque un Notario español que hable francés, que los hay, pero también podría elegir inglés o cualquier otro idioma que les permita una comunicación fluida.

 

Una vez elegido el Notario español, se le envía electrónicamente una invitación a adherirse un expediente único para una transacción internacional, que deberá ser aceptada también telemáticamente por éste. Una vez aceptada, el sistema permite que uno u otro Notario pregunten o respondan cuestiones legales y que se soliciten o envíen documentos, como testimonios de vigencia de leyes, certificaciones catastrales, informes fiscales, certificados de últimas voluntades, notas registrales o copias electrónicas de escrituras.

 

Por ejemplo, si para una adquisición hereditaria de un inmueble en Holanda, el Notario holandés informa al Notario español que éste necesita certificados fiscales que acrediten el valor del bien,  un certificado de defunción holandés, o cualquier otro documento, el mismo Notario holandés podrá obtener dichos documentos y remitirlos electrónicamente al Notario español para que pueda conformar una escritura que no solamente sea plenamente eficaz en España, sino que también produzca plenos efectos en Holanda.

 

Todo lo anterior se completa con un fiable y especializado asesoramiento en relación a los trámites que hay que realizar en el país del inmueble para liquidar los impuestos que genere el acto, o para inscribir en el Registro de la Propiedad o alterar la titularidad catastral. Es fiable y especializado porque esos trámites los realizará el Notario del lugar en que radique el inmueble, que conoce perfectamente la normativa aplicable.

 

Si para el envío o recepción de documentos es necesario utilizar firma electrónica, la plataforma cuenta con el apoyo de otro interesante proyecto, que es el sistema de verificación de firma electrónica Bartolus, que es otra iniciativa en la que España está involucrada directamente desde su inicio. Sin perjuicio de que me ocuparé en otra entrada más extensamente de esta iniciativa, baste decir que se trata de un sistema de vocación europea para verificar, validar y comprobar la vigencia de certificados de firma electrónica notarial, que permita a un Notario de un Estado Miembro saber sin dudas que el firmante de un documento es Notario y que su certificado estaba vigente y no revocado en el momento de la firma.