Blog

Comunicaciones electrónicas (III): Presentación telemática

07 jun. 2016
Comunicaciones3

El Notario tiene diariamente que realizar una gran variedad de comunicaciones telemáticas. Tratados en otros posts las relativas a los Notarios entre sí, a la Administración Pública en general y a la Administración Tributaria en particular, e incluso habiendo tratado la comunicación con los particulares, y las iniciativas como los poderes electrónicos para pleitos que la mejoran, voy a tratar hoy otra de las relaciones más asentadas y cotidianas: la presentación telemática en los Registros Públicos.

 

Esa presentación telemática es una de las dos relaciones electrónicas con el Registro más comunes. La otra es el acceso en línea de los Notarios a los libros del Registro de la Propiedad y Mercantil,  que fue introducido por la Ley 24/2001, y reiterado por la Ley 24/2005, que modificaron la Ley Hipotecaria y el Reglamento Notarial para permitirlo, y que ya examiné en este post.

 

Sin ánimo de reiterar el contenido del post enlazado, baste recordar que el Notario hoy en día no puede conocer e informar al comprador de la situación exacta de la titularidad y cargas finca en el mismo momento del otorgamiento de la escritura porque no se puede acceder on line a los Libros del Registro de la Propiedad. Sólo puede confiar en la nota simple informativa continuada que por medio de telefax se recibe del Registro.

 

 

La presentación telemática de escrituras en el Registro de la Propiedad y Mercantil.

 

 

Además de lo dicho, el Notario también puede presentar telemáticamente las escrituras públicas que autorice en los Registros de la Propiedad y Mercantiles. Concretamente, el artículo 249.2 del Reglamento Notarial dice que:

 

Tratándose de copias autorizadas que contengan actos susceptibles de inscripción en el Registro de la Propiedad o en el Registro Mercantil, de conformidad con el artículo 112 de la Ley 24/2001, de 27 de diciembre, a salvo de que el interesado manifieste lo contrario deberán presentarse telemáticamente.

 

En consecuencia, el Notario deberá expedir y remitir la copia autorizada electrónica en el plazo más breve posible y, en todo caso, en el mismo día de autorización de la matriz o, en su defecto, en el día hábil siguiente. Se exceptúa el supuesto de imposibilidad técnica del que deberá quedar constancia en la copia que se expida en soporte papel de la causa o causas que justifican esa imposibilidad, en cuyo caso podrá presentarse mediante telefax en los términos previstos en el apartado siguiente. El Notario deberá hacer constar en la matriz mediante diligencia la fecha y hora del acuse de recibo digital del Registro correspondiente, sin perjuicio de hacer constar tales extremos, en su caso, en el Libro Indicador.

 

El Notario será responsable de los daños y perjuicios que se cause al interesado como consecuencia del retraso en la expedición de copia electrónica y su presentación telemática, excepto en los supuestos de imposibilidad técnica.

 

 

¿Cómo se realiza la presentación telemática en el Registro?

 

 

El artículo 112 de la Ley 24/2001 a que se remite presenta una regulación más detallada y más amplia de la materia. Por ejemplo, extiende su aplicación a los Registros de Bienes Muebles, y expresamente detalla que el Notario deberá inexcusablemente remitir tal documento a través del Sistema de Información central del Consejo General del Notariado (SIGNO) debidamente conectado con el Sistema de Información corporativo del Colegio de Registradores de la Propiedad y Mercantiles de España.

 

Como punto importante en común, lo cierto es que se obliga al Notario a la presentación telemática con su firma electrónica reconocida, excepto que el interesado expresamente manifieste lo contrario. Por ello, el Notario deberá asesorar e informar al interesado, y recabar de él expresamente en la escritura manifestación sobre si solicita o no la presentación telemática, siendo por supuesto siempre recomendable que ésta se realice.

 

Realizada la comunicación electrónica, el Notario deberá dejar constancia de ello en la matriz o, en su caso, en el libro indicador, y el Registrador comunicará al Notario por vía telemática y también con firma electrónica reconocida, tanto la práctica del asiento de presentación, como, en su caso, la denegación del mismo, la nota de calificación y la realización de la inscripción, anotación preventiva, cancelación o nota marginal que corresponda. Practicado el asiento registral, el Notario dejará constancia de la recepción de la comunicación y del contenido de ésta en forma de testimonio, bajo su fe, en la matriz y en la copia que de la misma expida.

 

Los asientos de presentación realizados por esta vía, se practicarán por el orden que correspondan a su hora de recepción. Reglamentariamente se establecerán los criterios y el procedimiento para que los asientos de presentación que traigan causa de títulos presentados por vía telemática, dentro o fuera de las horas de oficina, se practiquen de modo correlativo a la hora de su recepción teniendo en cuenta a su vez la hora de presentación de los demás títulos que tengan acceso al Registro, tanto los presentados en papel como los presentados por vía telemática.

 

 

La subsidiaria presentación por telefax.

 

 

El procedimiento descrito es el ordinario y deseable. No obstante, el artículo 249.3 del Reglamento Notarial desarrolla un sistema que emplea el telefax, que puede parecer alternativo al anterior, pero que realmente es subsidario. En efecto, si leemos el artículo, puede parecer que el sistema permite elección, y que trata el telefax como medio alternativo a la presentación telemática, a elección del otorgante o del Notario.

 

Pero lo cierto es que difícilmente una persona que quiere presentar su escritura en el Registro de la Propiedad va a preferir el telefax a la presentación inmediata telemática. Tampoco lo va a preferir el Notario, pues su responsabilidad es mayor: Será responsable de los daños y perjuicios que se causen como consecuencia de la presentación telemática con anterioridad a la presentación por telefax de la comunicación, a salvo de que se hubiera utilizado esta vía por imposibilidad técnica o como consecuencia de que así lo hubiera solicitado el interesado.

 

Por tanto, en la práctica, el telefax sólo es utilizado subsidiariamente cuando, por la razón que sea, la presentación telemática ha sido imposible por cuestiones técnicas.

 

La remisión por telefax de comunicación sellada y suscrita al Registro de la Propiedad competente de haber autorizado escritura susceptible de ser inscrita se debe realizar el mismo día del otorgamiento. Aquí encontramos una especie de contradicción con la telemática, pues ésta puede presentarse el mismo día del otorgamiento y el siguiente. En la práctica, si la presentación telemática no ha podido realizarse el primer día, no se suele esperar al segundo y se remite el telefax el mismo día, pues, de continuar la imposibilidad el día siguiente, ya no cabe utilizar el medio supletorio del telefax en los términos que estamos comentando.

 

El Notario hará constar en la escritura matriz, o en la copia si ya estuviese expedida ésta, la confirmación de la recepción por el Registrador y su decisión de practicar o no el asiento de presentación, que éste deberá enviar el mismo día o en el siguiente hábil.

 

 

Constitución de sociedades y su inscripción en el Registro Mercantil.

 

 

Con el Real Decreto Ley 13/2010 se generalizó la tramitación telemática del proceso de constitución de sociedades de capital, con una considerable reducción de plazos y coste. Esta regulación se ha construido en torno a la tramitación telemática ordinaria y la realizada como Puntos de Atención al Emprendedor (PAE) a través del sistema de tramitación telemática del Centro de Información y Red de Creación de Empresa (CIRCE), mediante el uso del Documento Único Electrónico (DUE), que contendrá todos los datos necesarios para la constitución de sociedades y el inicio de su actividad económica. 

 

Lo cierto, es que esta materia ha sufrido mucha e importantes variaciones legales en poco tiempo, siendo la última reseñable la operada por el Real Decreto 421/2015, de 29 de mayo, por el que se regulan los modelos de estatutos-tipo y de escritura pública estandarizados de las sociedades de responsabilidad limitada, se aprueba modelo de estatutos-tipo, se regula la Agenda Electrónica Notarial y la Bolsa de denominaciones sociales con reserva. Se completa con la Orden JUS/1840/2015, de 9 de septiembre, por la que se aprueba el modelo de escritura pública en formato estandarizado y campos codificados de las sociedades de responsabilidad limitada, así como la relación de actividades que pueden formar parte del objeto social. 

 

A partir de la entrada en vigor de las citadas disposiciones, que fue el día 13 de septiembre de 2015, y en concordancia con los artículos 15 y 16 de la Ley 14/2013 de apoyo a los emprendedores, existen los siguientes sistemas de constitución de sociedades limitadas: 

 

Normal en papel, con presentación física en el Registro Mercantil. No presenta especialidades.

 

Escrituras presentadas telemáticamente por SIGNO. Se pueden utilizar cualesquiera modelos de estatutos, incluso los de la Orden Ministerial JUS/3185/2010, de 9 de diciembre, pero estos, al haber sido derogada la orden, ya no tendrán categoría de estatutos tipo. 

 

Escrituras presentadas vía CIRCE en formato estandarizado. A su vez, pueden ser con estatutos tipo también estandarizados, en cuyo caso hay una serie de ventajas, fundamentalmente arancelarias, o sin estatutos tipo.