Blog

Las copias de las escrituras notariales

Es frecuente escuchar, tras la firma de una escritura, a algún otorgante preguntar “¿Y lo que acabamos de firmar se lo queda Vd.? ¿No nos lo llevamos?”. La respuesta es que sí y no respectivamente: La escritura se la queda el Notario y lo que se entrega a los comparecientes es una copia, puesto que el documento original, llamado escritura pública o matriz, se encuaderna y se queda depositado en el protocolo notarial.

leer más

Competencias notariales en sucesiones en el Proyecto de Jurisdicción Voluntaria

En agosto de 2014 se aprobó el Proyecto de Ley de Jurisdicción Voluntaria, que previsiblemente entrará en vigor el 15 de julio de este año. Sobre ella ya he tratado en algún post, como el relativo a los principios generales del Proyecto, la posible admisión de los testamentos audiovisuales, las bodas y los divorcios ante notario o las actas de herederos notariales. Obviamente, esos posts no tratan todas las cuestiones relativas a la actuación notarial en el Proyecto, por lo que me gustaría tratar, aunque fuera brevemente, otras materias que pueden afectar a la actuación notarial si el Proyecto finalmente ve la luz del modo en que está redactado y sin cambios, pero centrándome en el aspecto hereditario de la actuación notarial.

leer más

Cómo se lee una escritura de préstamo hipotecario (II): Amortización anticipada, comisiones y gastos

Siguiendo con la serie de posts sobre la explicación de una escritura de hipoteca, continuo con la segunda parte de la exposición, que se centra en la amortización anticipada, comisiones y otros gastos. El primer post trató sobre los conceptos básicos, como son el capital, plazo, interés ordinario y TAE. El tercero tratará sobre la constitución y aseguramiento de la garantía, y el cuarto sobre los intereses de demora y ejecución hipotecaria. Se pueden completar con el post ya publicado sobre advertencias notariales y protección de consumidores.

leer más

Cómo se lee una escritura de préstamo hipotecario: Capital, plazo e interés (I)

Quizás el documento que más obliga a las personas, al menos si hablamos de duración en el tiempo y de cuantía, es el préstamo hipotecario. Si pensamos que fácilmente un prestatario, que es quien recibe el dinero, queda vinculado a la entidad que se lo presta durante unos treinta años de media, comprometiendo una parte importante de su economía familiar, veremos la importancia que éste tiene. Por eso me gustaría explicar de manera general cómo se lee en la notaría una escritura de préstamo hipotecario.

 

leer más

Navidad jurídica solidaria.

Hay cosas en la vida que dan miedo. Perder a los seres queridos es la mayor de ellas. Ver cómo van desvaneciéndose teniéndolos cerca, pudiendo escucharlos, tocarlos y abrazarlos también da mucho miedo. Por eso tenemos, o al menos yo tengo, miedo al Alzheimer. Tengo miedo de no recordar los momentos vividos con mi familia, de olvidar esos preciosos minutos que no se repiten y que pasan, sin darnos cuenta.

leer más

El concurso notarial, o cómo los notarios cambian de plaza.

No se si a mis compañeros les pasará lo mismo, pero una de las conversaciones más frecuentes que tengo con conocidos o amigos que desconocen cómo funciona internamente el notariado es la siguiente: “¿Dónde estás ahora?”. Esa pregunta implica saber que la notaría está demarcada en una población concreta, lo cual ya es algo. La siguiente pregunta es “¿Y no te quieres acercar más a tu casa?”. Eso, obviamente, cuando la notaría, como suele ser habitual los primeros años de profesión, está lejos del lugar de residencia deseado. Tras contestar que sí, la tercera pregunta es “¿Y cómo te puedes acercar más?”.

leer más

La reforma del notariado holandés ¿modelo o fracaso?

Siguiendo con los posts relativos a los notariados internacionales, y tras los que comentaban la situación actual en Francia y la reforma portuguesa, voy a tratar hoy la situación del notariado holandés tras la reforma que entró en vigor el 1 de octubre de 1999, que sustituyó la anterior de 1842 y que lo convirtió en uno de los menos regulados de Europa. Los puntos que generaban descontento y sirvieron de base para planear la reforma notarial eran los siguientes: Los precios no guardaban relación con los costes de producción del documento, los ingresos de los notarios eran demasiado altos, carecían además de incentivos para innovar y trabajar más eficientemente, los consumidores tenían poca capacidad de elección y la entrada a la profesión estaba demasiado regulada. Tras unos primeros intentos de modernización siguiendo las directrices de la Unión Europea, se promovió una apertura total al régimen de competencia, que se esperaba tuviera como beneficios precios más asequibles, mayor eficiencia en la prestación del servicio, mayor calidad del servicio, innovación y mejor distribución geográfica de las oficinas.

 

leer más